Energía solar, eólica, hidráulica, biomasa y gas metano

Energía Solar Sabater

Detalles del producto

      La presente invención se refiere a un generador eólico subterráneo, gracias al cual se consigue una reducción sustancial del ruido que producen los generadores eólicos a altas velocidades, un menor impacto visual del edificio, y una mayor seguridad tanto para las personas como para las aves, por estar los generadores en un compartimiento cerrado, al no existir hélices peligrosas a elevadas revoluciones en los tejados o lugares altos.

Código de producto: 000033

GENERADOR EÓLICO SUBTERRÁNEO

Información de contacto:

Contacto: Esteban Sabater Taló

 

Teléfono:  722 33 99 59

Correo: energiasolarsabater@energiasolarsabater.com

 

 

ANTECEDENTES DE LA INVENCION

            

      Son conocidos los generadores eólicos para la producción de electricidad. Son de distinto tamaño y distintas potencias nominales. Generan la electricidad para viviendas aisladas, torres de telecomunicaciones, o cualquier demanda eléctrica que tengan que cubrir. Son muy fiables de funcionamiento, y funcionan día y noche. Pero presentan algunos inconvenientes. Los generadores eólicos, a medida que la velocidad del viento va aumentando, van aumentando la potencia que suministran de forma exponencial, pero también aumentan los decibelios del ruido de la hélice, que en ocasiones puede ser un silbido agudo y constante, provocando molestias en la propia vivienda o a terceras personas. Además si el viento sopla  de noche, el problema se agrava, pudiendo afectar el sueño de algunas personas.

      Los generadores eólicos deben instalarse en lugares elevados para que tengan un rendimiento óptimo. Cuanto más altos se encuentren del suelo, menos turbulencias de viento les afectarán, y la velocidad del viento aumenta considerablemente. Para conseguir la altura requerida, normalmente se montan en postes metálicos especiales para tal fin. Dichos postes son difíciles de montar, y muy laborioso cuando se tienen que desplegar y desmontar para acceder al generador eólico para repararlo o para realizarle un mantenimiento técnico.

      Debido a que están instalados altos, provocan que se vean a simple vista desde lugares cercanos o lejanos, con el consiguiente impacto visual que pueden ocasionar.

       Las hélices de un generador pequeño o mediano, giran a un elevado régimen de revoluciones cuando el viento es moderado o fuerte. Esta velocidad de las aspas, pueden ser peligrosas para las aves, o para personas que pudiesen tener acceso al generador.

      Cuando la velocidad del viento es muy elevada, y superior a la velocidad nominal del generador, existe un riesgo para el propio generador eólico. Normalmente el fabricante del generador eólico, diseña algún sistema para que el propio generador  se desoriente o se frene de forma automática, provocando que ese exceso de energía eólica que hay en la atmósfera, se desperdicie. Si no se frenasen o desorientasen los generadores, provocaría su rotura por un exceso de revoluciones, con el correspondiente riesgo de que cualquier ser viviente, fuese alcanzado por alguna pieza del generador  que saliese disparada del mismo.

 

      El generador eólico subterráneo aplica por primera vez, un sistema que mejora sustancialmente los antecedentes a la invención del generador eólico subterráneo, anulando todos los inconvenientes mencionados en este apartado de antecedentes, y aportando más ventajas que se detallan a continuación.

      El generador eólico subterráneo aporta por primera vez un sistema subterráneo de generación de energía eléctrica, que difiere de las instalaciones eólicas de generación de electricidad  realizadas hasta el momento, que van instaladas en lugares o emplazamientos elevados. El generador eólico subterráneo, funciona debajo de un edificio, en un subterráneo. La energía eólica, se canaliza mediante un conjunto de tubos metálicos o de material de plástico transparente, cuyo diámetro, deben ser algo mayor que el diámetro de los generadores eólicos que irán instalados para cada tubo, y dichos tubos, estarán instalados en la parte más alta de un edificio. Los orificios de la entrada del aire del viento, deben estar de cara al viento, y perpendicular a la horizontal, y estar enfocados hacia la dirección donde estadísticamente soplan los vientos la mayoría de veces al año. En el caso que algún día determinado, la dirección del viento no sea exactamente la que tienen los orificios de entrada de los tubos, pero muy aproximada, el aire del viento, también se canalizará entrando por dentro de los orificios de los tubos, debido al “tiraje” que tienen los tubos en la parte trasera de la instalación, por donde sale el aire, después de haber pasado previamente por los generadores eólicos del subterráneo.

      El aire se canaliza entrando por los orificios de los tubos, siguiendo una curvatura de los tubos de 90º progresiva en forma de un cuarto de circunferencia, que envía el aire hacia abajo del edificio por unos tubos que descienden hacia el sótano por el interior del edificio. Antes de llegar al sótano, hay otra curvatura de 90º progresiva de los tubos en forma de un cuarto de circunferencia, que envía el aire horizontalmente hacia donde hay los generadores eólicos situados en el sótano, haciendo que las hélices de los generadores empiecen a girar a más o menos revoluciones, dependiendo de la velocidad del aire que viene canalizado por los tubos. El aire después de haber atravesado los generadores, sigue su recorrido por los tubos, e inmediatamente hay otra curvatura en los tubos de 90º  progresiva en forma de un cuarto de circunferencia, que envía el aire verticalmente hacia el exterior, saliendo nuevamente al exterior, terminando su recorrido.

       La primera consecuencia del sistema, es que es extremadamente silencioso al estar el generador en un sótano con un material aislante acústico.

       Con el generador eólico subterráneo disminuimos el impacto visual urbano de un edificio porque los tubos y el 90% de toda la instalación están dentro del edificio. El tubo  que está en la parte superior exterior puede ser de plástico duro transparente consiguiendo un alto grado de invisibilidad de los tubos desde la vía pública.

      

       El generador eólico subterráneo evita riesgos para la vía pública por estar la instalación en un sótano y no en la parte alta de un edificio.

       El generador eólico subterráneo también puede aplicarse en sistemas aislados rurales o montañosos, principalmente para evitar un riesgo para las aves, un menor impacto visual colocando un tubo de plástico duro y muy transparente, y un menor tiempo para reparar o cambiar el generador porque lo que está verdaderamente elevado, es el tubo y no el generador, que se encuentra en una caseta o subterráneo

       Con el generador eólico subterráneo podemos conseguir un menor mantenimiento de limpieza, por estar en un sótano o caseta. Se evita que se depositen excrementos de aves e insectos muertos en las hélices del generador eólico, que pueden afectar a la aerodinámica de las aspas de la hélice, disminuyendo las revoluciones del generador e incluso provocar una diferencia de peso de las aspas entre sí, y desestabilizar todo el generador provocando vibraciones peligrosas cuando alcanza una velocidad de revoluciones determinadas.

       El generador eólico subterráneo soporta y regula el exceso de viento para no dañar el generador por el exceso de viento, y al mismo tiempo puede aprovechar el exceso de energía eólica, mientras que los generadores que se encuentran en el exterior no son capaces de aprovechar esa energía, incluso no llegan a producir casi energía eléctrica, porque se desorientan  o se paran. Con el generador eólico subterráneo, simplemente se consigue frenar el exceso de flujo de aire que entran en los tubos, mediante una compuerta manual o automática situada en el orificio de salida del aire, regulando el paso de abertura del orificio de salida, y regulando como consecuencia la revolución de las aspas del generador y regulando la cantidad de electricidad que se desee. De este modo se puede aprovechar la energía cuando hay viento fuerte.

       Una alternativa importante, consiste en que el codo de la parte superior del tubo de 90º progresivo, mediante un timón trasero y una junta móvil del codo, para que el orificio superior perpendicular a la superficie, enfoque de cara al viento automáticamente por el mismo timón. De esta forma, el generador eólico subterráneo se adapta mejor en lugares geográficos donde las direcciones del viento puedan ser más variables.

Página principalAcerca de nosotrosInf. de contactoLista de serviciosLista de productosVínculos
noticias
videos